Cambio total en espacio multifunción en Arganzuela. Local de 900m2 en 3 plantas

Ver más proyectos

Proyecto de Reformas Locales Comerciales: Cambio total en espacio multifunción en Arganzuela. Local de 900m2 en 3 plantas

Partimos de un local en funcionamiento con espacios muy oscuros y anticuados, incluido el mobiliario. El cliente (una prestigiosa empresa de cosmética y tratamiento profesional), necesitaba darle uso a las 3 plantas del local (planta sótano, planta calle y planta primera) porque, los metros estaba poco aprovechados. Teníamos como principal misión, hacer un espacio con estancias amplias y ordenadas donde, poder tener atención al cliente, oficinas, salas de formación, despachos, office para los empleados, salas de reuniones y almacén. Así, hicimos una demolición completa del local para empezar de 0. Distribuimos las 3 plantas diferenciando usos en cada una: planta sótano para almacén; planta calle para atención al cliente + oficinas y despachos; planta primera salas de formación y de reuniones. En el sótano, dejamos toda la planta diáfana saneando todos los yesos perimetrales y, creando un sistema de almacenaje con estanterías y pasillos amplios donde, la luz del techo llegaba a todas partes sin crear sombras. En la planta calle, se separó la zona de recepción y atención al público con mamparas de vidrio para no perder visibilidad pero, creando privacidad a las zonas de trabajo. Se instaló una escalera de acceso a la planta primera con estructura de acero y escalones de vidrio transparente que, al verse desde la calle por estar en el escaparate llamara la atención por su diseño. La planta primera, como debía tener salas polivalentes de formación, se montaron unas tabiquerías móviles para poder adaptarse a las necesidades según la cantidad de alumnos y usos (clases teóricas con sillas o, clases prácticas con camillas y, desde 4 hasta 50 personas). Para las salas de reuniones, se siguió la idea de la planta calle con mamparas de vidrio transparentes que, no crearan sensación de compartimentación. Para los acabados, se buscaron tonos muy neutros y naturales destacando algunos paños y los tabiques móviles en color rojo para darle fuerza y personalidad. Esta misma premisa se aplicó para el mobiliario. Se hizo un minucioso estudio de iluminación para cada estancia, en especial en las salas polivalentes por su condición de que no siempre iban a tener el mismo tamaño ni usos. Para la fachada, hubo que buscar un material que no desentonara con el resto del entorno por estar en una zona céntrica de Madrid, Además, como no nos permitían el uso de rótulos ni carteles luminosos, se proyectaron unas letras en el mismo tono de acero de la estructura de la escalera con las letras de la empresa y cortadas al láser.